Aceite de CBD para la ansiedad: ¿funciona realmente?

Si sufres de ansiedad y deseas dejar de recurrir a la medicina convencional y evitar los efectos secundarios de todas esas pastillas y ansiolíticos, te contamos en este post de nido todo lo que necesitas saber sobre tomar CBD para la ansiedad. ¿Es realmente efectivo?

¿Qué es la ansiedad?

Por desgracia parece que cada vez existen más personas que sufren de ansiedad y tienen que recurrir al CBD para la ansiedad. La ansiedad es un conjunto de efectos a nivel psicológico, pero que también pueden repercutir a tu estado físico.

La mayoría de personas que sufren de ansiedad ni siquiera son conscientes de ello. Existen ataques de ansiedad puntuales, pero también puede ser una afección crónica que puede variar de intensidad, desde una ansiedad leve a una ansiedad paralizante que causa múltiples problemas en tu día a día.

La ansiedad es la reacción normal y natural frente al estrés. Cuando hay un elemento estresor nuestro cuerpo responde con palpitaciones, inquietud, sudoración, tensión muscular o dificultad para respirar. El problema es cuando esto se convierte en un trastorno y se alarga en el tiempo.

¿Cómo funciona el tratamiento del CBD para la ansiedad?

El CBD para la ansiedad es una de las mejores opciones, ya que por mucha cantidad que pudiésemos tomar no nos dará efectos secundarios graves ni nos generará adicción. Además, está demostrado que el CBD regula los estados emocionales y tiene efectos muy positivos sobre los estados de estrés y ansiedad.

Existen muchos estudios que confirman esta relación y muestran que las dosis de 300 mg o más altas causan efectos beneficiosos en las relaciones neuronales. El CBD para la ansiedad es un método cada vez más recomendado por médicos y otros sanitarios pues sus efectos beneficiosos sobre la salud son claros y además, su consumo es seguro y está legalizado, ya que el CBD destaca por la baja concentración de THC, el responsable de los efectos psicoactivos o el clásico “colocón”.

La relación del CBD para la ansiedad se basa en los efectos del CBD sobre el receptor de la serotonina 5-HT1A. Está demostrado que el CBD regula los estados emocionales, aumenta la serotonina y baja los niveles de ansiedad y estrés, causando un efecto relajante que facilita el sueño y la relajación. El CBD es un ansiolítico y un antidepresivo natural que ha dejado fascinada a la comunidad científica desde su descubrimiento hace décadas.

Cómo usar correctamente el CBD para la ansiedad

Uno de los usos más extendidos del CBD para la ansiedad es a través del aceite de CBD, bien de manera oral o de uso tópico. Para ello puedes adquirir aceites de CBD de distintas concentraciones o aroma, o bien optar por cremas o bálsamos para aplicar sobre la piel con un masaje relajante. 

Muchas personas que sufren de ansiedad, tienen ataques de ansiedad más intensos por la noche, por ello te recomendamos usar el CBD para la ansiedad al menos media antes de ir a la cama, para su correcta absorción.

Si tu nivel de ansiedad  o de estrés es muy elevado, lo normal es que tengas que recurrir varias veces del día a su uso, por ejemplo aplicarlo tres veces al día, de esta forma notarás más los efectos del CBD para la ansiedad.

Beneficios del CBD para la ansiedad

El mayor beneficio del CBD para la ansiedad es que podemos usarlo como un sustitutivo o complemento frente a la medicalización farmacológica. En general la mayoría de ansiolíticos oficiales causan muchos efectos adversos, algunos de ellos bastante graves.

Otro gran beneficio es que tomar CBD para la ansiedad no genera adicción aunque lo hagamos a diario. Esto es una gran ventaja frente a otros ansiolíticos, que suelen generar mucha dependencia.

El CBD para la ansiedad es un componente natural que es recibido y asimilado por nuestro sistema endocannabinoide, de manera que podremos obtener sus efectos calmantes y relajantes sin tener que sufrir de otros síntomas derivados por la medicación.

Lo bueno de tomar CBD para la ansiedad es que podemos optar por muchas formas de adquirirlo, la más conocida es tomar aceite de CBD, bien por administración sublingual o echando gotas en algunas recetas. También hay personas que usan el aceite de CBD como loción corporal o las añaden a cremas caseras para bálsamos musculares, aunque también se pueden adquirir directamente para tratar problemas de contracturas y dolores de articulaciones.

Si deseas mayor biodisponibilidad tomando CBD para la ansiedad, puedes optar por vapear CBD, es decir, inhalar el vapor que se genera al calentar el líquido de CBD, muchos prefieren vapear CBD que fumarlo, pues es más seguro y se generan menos sustancias tóxicas.

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados