¿Cuál es la diferencia entre el cannabis sativa y el cannabis indica?

diferencia-entre-cannabis-sativa-y-cannabis-indica

¿Sabías que los distintos efectos que provoca el consumo de CBD tienen que ver con si elegimos cannabis sativa o indica

Pues es cierto, los efectos del cannabis no dependen del día, ni del estado de ánimo de la persona, ni tiene nada que ver con el procesamiento de esta. Están determinados por la especie de cannabis que consumamos

El cannabis es una planta catalogada dentro del género monotípico, que se refiere a que solamente existe una única especie dentro del género cannabis. 

Aún así, hay mucha gente que considera que el cannabis sativa, indica y ruderalis son especies distintas, cuando en realidad son las subespecies que forman parte de la familia Cannabaceae

Hoy, te contaremos todo lo que debes saber acerca de las diferencias entre el cannabis sativa y el cannabis indica; desde sus orígenes y tiempo de floración hasta los efectos que produce. 

¿Estás apunto para descubrir cuáles son las diferencias entre el cannabis sativa y el cannabis indica?

El origen del cannabis sativa y cannabis indica

Lo primero que hay que explicar para entender bien estas diferencias es el origen de cada una de estas subespecies, y así adoptar una perspectiva más amplia. 

Las cualidades de las subespecies pueden deberse a la región del mundo en donde fueron cultivadas, lo que explicaría las diferencias que existen entre el cannabis sativa y el cannabis indica. 

A continuación, te contamos de dónde procede tanto el cannabis sativa como el indica.

El cannabis es una planta que tiene la capacidad de adaptarse a su entorno, definiendo a la vez sus patrones de crecimiento y los efectos que causa su consumo en base a lo que la rodea. 

Las plantas de cannabis sativa son mucho más comunes en zonas ecuatoriales con climas cálidos y tropicales, como por ejemplo México, Jamaica y Colombia en el continente americano, o en países de Asia Central, hasta extenderse a determinadas zonas geográficas de la India.

Por otro lado, el origen de la planta del cannabis indica es mucho más específico. Su crecimiento se ve propiciado en lugares montañosos donde el calor no es constante, sino que varía continuamente.

La zona en la que es propicio su crecimiento abarca una gran porción del continente subasiático, en áreas como Afganistán, Pakistán y determinadas zonas geográficas de la India, entre otras.

Diferencias en el tiempo de floración

Las variaciones de temperatura también producen un gran efecto en el crecimiento de ambas subespecies, que se ven condicionadas por las cualidades adaptables de la planta del cannabis. 

El cannabis sativa necesita un periodo de entre 60 y 90 días para completar la floración. Esta variedad posee ciertas características que nos permiten identificarla fácilmente, como su color verde claro y las hojas alargadas y puntiagudas. Puede alcanzar más de cinco metros de altura, obteniendo un cultivo mucho más efectivo al aire libre.

En cambio, el cannabis indica disfruta de una floración mucho más rápida. Destaca por los arbustos frondosos compuestos por hojas gruesas de tonalidades mucho más oscuras, que completan el proceso al cabo de 45 o 60 días. Esta variante apenas puede superar los dos metros de estatura, por lo que son ideales para el cultivo en interiores

El efecto del cannabis sativa

Los efectos de consumir cannabis sativa se asocian con un estado de extremada energía, acompañada por un sentimiento eufórico y estimulante, lo que podríamos definir como un efecto de subidón

Los efectos de su consumo se relacionan con golpes repentinos de creatividad, o incluso de curiosidad. Los síntomas más comunes del consumo de cannabis sativa son los ataques de risa, o los discursos sobre temas profundos, ya que, como te decíamos, estimula mucho la creatividad de quien la consume.

En relación con la proporción de cannabinoides que contiene, el cannabis sativa presenta un alto contenido de THT, y, por el contrario, un contenido prácticamente nulo de cannabidiol o CBD.

El efecto del cannabis indica

Por el contrario, los efectos asociados al consumo de cannabis indica son totalmente distintos, y bastante parecidos a los que ocasiona el uso de CBD.

Y es que el cannabis indica suele tener un efecto muy relajante en quien lo consume, tanto a nivel físico como mental. 

Es útil para aliviar el estrés, además de contribuir con la atenuación del dolor y de ayudar a conciliar un sueño reparador. Como ves, por todos estos efectos, el cannabis indica es la subespecie que se relaciona estrechamente con la marihuana medicinal

Este efecto calmante se produce gracias a la proporción de cannabinoides que presenta, que, a diferencia del cannabis sativa, muestra un bajo contenido de THT y un alto contenido en CBD, que regula los efectos del primero. 

Descubre tu variedad de CBD favorita con nido.

Ahora que ya conoces las diferencias entre el cannabis sativa y el cannabis indica, debes saber que también tienes la opción de consumir CBD directamente. Y es que el canabidiol ofrece todas las ventajas terapéuticas del cannabis índica, sin el efecto psicoactivo

Descubre en nuestro catálogo de flores de cbd todas las variedades que tenemos a tu disposición para que puedas experimentar los efectos terapéuticos de esta planta. 

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados