CBD para la ansiedad: Propiedades y beneficios

El CBD es uno de los compuestos que más prometen dentro de la medicina moderna, de eso no cabe duda. Sin embargo, aún falta mucho para que se afiance como una alternativa real, segura y viable. El CBD para la ansiedad ha conseguido diversos avances, pero se debe acompañar con estudios que desglosen y validen el potencial terapéutico del CBD. 

En esta ocasión intentaremos aportar nuestro granito de arena al movimiento, ya que queremos informarte sobre una de las características que mejor colocan al CBD para la ansiedad en el sector médico. ¿Conoces el rango de aplicaciones de las propiedades del cannabidiol? Te invitamos a conocer un poco más el tratamiento con CBD para la ansiedad.

¿Qué es el CBD?

El CBD es uno de los 113 cannabinoides que están presentes en la planta del cannabis, y su abreviatura proviene de su nombre científico, conocido como cannabidiol. Este cannabinoide está presente en un gran porcentaje en la planta del cannabis, y su propósito principal es contrarrestar los efectos producidos por el tetrahidrocannabinol (THC).

El tetrahidrocannabinol es el componente psicoactivo de la planta del cannabis, y por su parte, las cualidades del cannabidiol se encargan de neutralizar dicho efecto; dependiendo de la variación de la que se esté hablando. Igualmente, son estas mismas cualidades las que le abren el camino al CBD para la ansiedad, y diversas condiciones adicionales.

La aparición del CBD para la ansiedad como un tratamiento viable surge justamente de aquellos estudios de los cuales este componente fue protagonista. Aunque antes de adentrarnos en estos conceptos, creemos que deberías contar con una perspectiva más amplia sobre la contribución del CBD para la ansiedad, así como de la condición en sí.


¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es un rasgo propio del cuerpo humano, y su propósito es alejarnos de situaciones de peligro, indicando al cuerpo cuando debemos evitar una situación específica. Sin embargo, cuando se produce un trastorno por ansiedad es cuando este mecanismo de defensa empieza a ser contraproducente, o incluso dañino para nuestra salud mental.

Un trastorno por ansiedad podría desproporcionarse hasta afectarnos de una forma más frecuente, y provocando en nuestro cuerpo reacciones fisiológicas que nos impidan llevar una vida cotidiana saludable. Las situaciones que puedan disparar estos trastornos son únicas en cada individuo, quienes necesitan de ayuda personalizada para corregirlos.

Diferencias entre estrés y ansiedad

El estrés es otra de las reacciones fisiológicas que tienen efecto en el cuerpo humano, pero a diferencia de la ansiedad, el estrés es un estado mucho más común en la vida diaria. Las causas que lo disparan son similares, sin embargo, los efectos del estrés no causan tantos estragos en la salud mental, ya que la ansiedad tiende a perdurar con el tiempo.

El estrés es una respuesta momentánea a situaciones puntuales, y sirve como un estado emocional que alerta un posible peligro. En cambio la ansiedad es una respuesta fisiológica que puede tener un efecto algo más intensificado, el cual podría impedirnos un correcto desempeño en algo que debamos realizar, agravándose al convertirse en patológica.

 

CBD para la ansiedad: propiedades ansiolíticas y más 

El tratamiento alternativo con CBD para la ansiedad ha demostrado tener diversos beneficios terapéuticos en estudios médicos y es gracias a sus resultados que el CBD es una opción factible principalmente por las propiedades ansiolíticas y analgésicas de este componente. 

La ansiedad puede ser leve o bien agravarse afectando tu día a día, disminuyendo los niveles de serotonina afectando tu estado anímico, tu apetito, tu deseo sexual, tu concentración y tu ciclo de sueño. El CBD al ser una alternativa natural a los medicamentos recetados por médicos o terapéutas recetados en estos casos, ofrece una opción más amigable con tu cuerpo. 

Tomar CBD para la ansiedad tiene un efecto positivo, ya que no posee los efectos secundarios de otra medicación para la ansiedad. Como conclusión, gracias a las propiedades antiinflamatorias, analgésicos y ansiolíticas, actúa en las regiones del cerebro encargadas de la regulación del estrés y la ansiedad y síntomas relacionados. 

En definitiva, los productos de CBD para la ansiedad son un tratamiento ideal para reducir los niveles de estrés y ansiedad. Ayudan a mejorar el estado anímico, regula la función del sueño evitando el insomnio e incrementa la relajación reduciendo el estado de alerta del cuerpo por la ansiedad. 

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados