Situación actual del cáñamo industrial en España

La situación actual del cáñamo industrial en España está en auge y parece que no es una moda pasajera, sino que viene para quedarse. Desde 2016 la superficie en España dedicada a la plantación de cáñamo ha aumentado por ocho, superando las 500 hectáreas.

El cáñamo industrial en España parece ser uno de los cultivos del futuro y muchos inversores se interesan por esta planta, de la que uno de sus derivados, el CBD, está revolucionando la medicina moderna.

¿Qué es el cáñamo industrial?

El cáñamo industrial es una cepa concreta, que se caracteriza por la cantidad de semillas de calidad que produce y la poca cantidad de THC o tetrahidrocannabinol que contiene. El THC es un cannabinoide que produce los famosos efectos psicoactivos que se le suele atribuir a la marihuana convencional. 

El cáñamo industrial en España tiene un porcentaje de THC inferior al 0,2%, por lo que los efectos psicoactivos no están presentes.

Esta falta de THC se compensa con un gran porcentaje de CBD, el cannabinoide que produce todas las mejoras en salud que está revolucionando la medicina actual. Los aceites de CBD o las flores de CBD son muy usados por estas propiedades relajantes, antiinflamatorias o vasodilatadoras

La similitud del cultivo del cáñamo industrial en España con la marihuana tradicional ralentizó su cultivo y, en muchos casos, fue prohibido por esta misma razón.

Conoce cómo es el cultivo del cáñamo industrial en España

Algunas de las comunidades autónomas con las plantaciones más importantes de cáñamo industrial son Cataluña, Galicia, Andalucía o Valencia. Y es que el clima de la Península Ibérica es perfecto para el cultivo de cáñamo industrial, pues necesita de lugares cálidos o templados con cierta humedad.

Hay proyectos de varias universidades españolas que apuestan por el cultivo de cáñamo industrial en España como una posible fuente de reactivación económica de zonas rurales abandonadas o despobladas. De hecho, el tradicional cultivo de cáñamo industrial en España dejaba huellas en algunas denominaciones de pueblos, como Santa Cruz de los Cáñamos, uno de los pueblos de Ciudad Real donde se ha vuelto a cultivar cáñamo industrial después de tantos años.

¿Qué usos tiene el cáñamo industrial en España?

El cultivo de cáñamo industrial en España no es nada nuevo. El cáñamo lleva siendo cultivado por el ser humano milenios, pues es una planta con gran variedad de usos, como ropa, papelería, materiales de construcción o medicinas naturales. Las fibras de la planta tienen propiedades flexibles e impermeables al margen de todas las propiedades terapéuticas que posee.

Otra de las ventajas del cáñamo industrial en España es que, su plantación, mejora la calidad del suelo y evita la dañina desertización y erosión. Su cultivo exige mucha menos agua que otras plantas, por lo que es muy recomendable para evitar futuras sequías y quizá, el mayor beneficio es que al ser un material biodegradable, se recicla con mucha más facilidad que otros compuestos.

¿Es legal cultivar cáñamo industrial en España?

El cultivo de cáñamo industrial en España está regulado por el real decreto de 1999. La variedad de cáñamo industrial que se puede cultivar en España es amplia, de unas 25 variantes, siempre y cuando las semillas estén aprobadas por la Unión Europea.

Si te estás preguntando por los requisitos necesarios para cultivar cáñamo industrial en España, son los siguientes: En primer lugar, el cultivo necesitará estar aprobado previamente por la consejería de agricultura del municipio donde vaya a plantarse y mostrarse en la Oficina Comarcal Agraria del mismo municipio. En estos pasos deberemos realizar una memoria de uso y destino final del cáñamo que vayamos a plantar. 

En segundo lugar, la plantación tendrá que darse de alta en el Registro General de Producción Agrícola.

En tercer y último lugar, para el cultivo del cáñamo industrial en España deberán usarse siempre semillas certificadas y aprobadas por la UE y guardarse todas las facturas de compra de semillas y de los análisis exigidos, que se realicen a los cultivos para verificar los porcentajes de THC, que, en el caso de España, siempre deben ser inferiores al 0,2%.

Podemos avisar a la Guardia Civil de nuestra plantación regularizada para que no haya inconvenientes en el futuro, ya que como hemos dicho antes, la similitud de las plantaciones con la marihuana tradicional es muy difusa.

Si nuestra plantación de cáñamo industrial en España tiene fines donde el CBD necesite extraerse o transformarse, por ejemplo, para la creación de cosméticos o aceites de CBD, necesitaremos la licencia de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios.

En nido te contamos todo lo que necesitas saber

En Nido te contamos todo lo que necesitas saber sobre el cultivo de cáñamo industrial en España y decenas de otras cuestiones alrededor del CBD para que adquieras nuestros productos (flores de CBD o aceites de CBD) con la mayor confianza. No dudes contactarnos para cualquier duda o consulta. 

 

Dejar un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados